El transporte de carga no llegaría a ninguna parte sino fuera por los choferes o conductores, quienes realizan el traslado de la unidad a través de las carreteras, para que la mercancía llegue a su destino sin ningún problema.

Sin embargo, a veces existen descuidos que provocan accidentes o retrasos que generarían perdidas económicas. Por esta razón, compartimos algunas medidas básicas pero que generan un traslado más seguro:

Descansa bien antes de manejar: en la industria del transporte de carga, los itinerarios siempre son apretados, por lo que un conductor debe estar constantemente en la carretera, sin embargo, a pesar del exceso de trabajo, te recomendamos que descanses o duermas antes de un viaje para evitar accidentes.

El cinturón de seguridad siempre debe ser obligatorio: no importa que tengas muchos años de experiencia, el cinturón de seguridad siempre será tu protección para cualquier incidente.

Cuida tus puntos ciegos: cualquier conductor debe cuidar sus puntos ciegos, algo que pasa comúnmente en los camiones de carga, para tener un mayor control en sus maniobras.

Los puntos ciegos también son conocidos como ángulos muertos, que desde la posición del conductor impiden o limitan el campo visual a tal punto que crean zona de alto riesgo de accidentalidad.

Frenar a tiempo: siempre se debe tomar un aproximado de 15 segundos para reducir la velocidad del camión de manera segura.

Cuidado con las lluvias: cuando llueve siempre debes reducir la velocidad de tu tráiler o camión a un tercio en carreteras que están mojadas.

Llena tu tanque: siempre se debe tener lleno el tanque de combustible, o a más de la mitad de su capacidad, con el fin de que no te quedes varado en la carretera.

Artículo creado con información de palosgarza.com